Cabecera

CONTENIDO

Deshumidificación

La deshumidificación del aire en un local es un proceso sencillo, basta con impulsar en su interior  el  caudal de aire seco que compense la generación interior de humedad ambiental o vapor de agua.

Para controlar la humedad ambiental por debajo de unos ciertos valores se requiere un equipo destinado exclusivamente a ello.

Este equipo, según su principio operativo, puede ser de dos tipos:

Deshumidificadores por rotor desecante

Los deshumidificadores de aire por rotor desecante, siguiendo los avances tecnológicos, basan su principio operativo, con un exclusivo rotor desecante de gel de sílice de alto rendimiento, en la retención del vapor de agua contenido en el aire.

Este rotor tiene la configuración de un cilindro con una multitud de pequeños canales del material secante en el mismo sentido de avance del aire.

Deshumidificadores por condensación

Son más  utilizados en aplicaciones no industriales, como es el caso de piscinas cubiertas y centros deportivos. Utilizan el proceso de enfriamiento del aire por debajo de su punto de rocío mediante el serpentín frío (evaporador) de un equipo frigorífico, y luego lo recalientan con el serpentín caliente (condensador).

Son  eficientes energéticamente sólo a temperaturas por encima de 15ºC y H.R. superiores al 60%, aplicaciones donde el punto de rocío del aire no requiere temperaturas  del evaporador que puedan congelar el agua condensada.

 

Pie